SUPERAN 3,200 LAS MUERTES EN NUEVA YORK

En la ciudad de Nueva York, la cifra de muertes por el nuevo coronavirus superó las 3.200 el martes, eclipsando el número de personas que fallecieron en los atentados del 11 de septiembre de 2001. En tanto, el primer ministro británico Boris Johnson seguía en terapia intensiva. Es presumiblemente el primer mandatario en verse afectado por la enfermedad COVID-19.
Los desarrollos se produjeron incluso cuando la crisis parecía estar amainando o al menos estabilizándose según algunas estadísticas. En Nueva York y en algunas partes de Europa las autoridades de sanidad advirtieron a la gente no bajar la guardia. Tras 76 días, China finalmente reabrió Wuhan, una ciudad con 11 millones de habitantes donde comenzó el brote.
Por lo menos 3.202 personas han fallecido en la ciudad de Nueva York a causa del COVID-19, reportó la entidad. El ataque terrorista más mortal en suelo estadounidense provocó la muerte de 2.753 personas en la ciudad y 2.977 en total, cuando unos aviones secuestrados se estrellaron contra las torres gemelas, el Pentágono y un campo de Pensilvania el 11-S.
A lo largo y ancho de Estados Unidos, la cifra de muertos superó las 12.000, con alrededor de 380.000 casos confirmados. Algunos de los puntos más afectados eran Detroit, Nueva Orleans y la zona metropolitana de Nueva York, que incluye partes de Long Island, Nueva Jersey y Connecticut.
En Londres, el primer ministro Johnson, de 55 años, se encontraba en condición estable y consiente en un hospital, donde recibía oxígeno, pero no estaba conectado a un respirador, informaron las autoridades. El secretario de Exteriores Dominic Raab fue designado para dirigir al país por el momento.
«Para todos nosotros en el gabinete, no sólo es nuestro jefe. También es nuestro colega y amigo», dijo Raab. «Estoy seguro de que se recuperará, porque si hay algo que sé sobre este primer ministro, es que es un luchador», agregó.
La cifra de muertes en Gran Bretaña llegó a casi 6.200, luego de un aumento de 800 en un día.
En otras partes del mundo, había acontecimientos dispares.
Las autoridades chinas pusieron fin al cierre de Wuhan, permitiendo que los residentes se trasladaran dentro y fuera de la enorme ciudad industrial. Los residentes deben utilizar una aplicación de teléfono que muestra que están sanos y que no han estado en contacto reciente con alguien que se contagió con el virus.

Dejar una contestacion