LOS AYUNTAMIENTOS PUEDEN RECURRIR A CRÉDITOS QUIROGRAFARIOS PARA ENFRENTAR LOS COMPROMISOS FINANCIEROS DE FIN DE AÑO


 Todos enfrentan problemas de liquidez, pero hay rutas de solución como los anticipos de sus participaciones

San Luis Potosí, S.L.P.- El gobierno del Estado y los ayuntamientos pueden recurrir a los créditos quirografarios para resolver los problemas de falta de liquidez que enfrentan y atender los compromisos de fin de año como el pago de aguinaldos, nómina y proveedores, dijo el diputado Alejandro Leal Tovías.
Dijo que, en el caso de los presidentes municipales, si el compromiso es pagar el crédito dentro de la misma administración, basta con que el Cabildo lo autorice y no es necesario que pase por el Congreso del Estado a menos que se trate de una reestructuración de deuda, que ya es otro tema.
“Hemos tenido reuniones con presidentes municipales de la zona huasteca y el comentario principal es la falta de recursos, como ocurre en Tanquián donde cortaron la luz en la presidencia municipal porque tenían ‘diablitos’ y tuvieron que llegar a un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad”.
El legislador Leal Tovías manifestó que el problema de liquidez afecta a la mayor parte de los entes públicos y por ello en el Grupo Parlamentario del PRI, “estamos conscientes de que es necesario que existan líneas de crédito y reestructuración en el gobierno, como lo solicitó la anterior administración”.
De esta manera, dijo, se podrá trabajar sin problemas y con liquidez para saldar los compromisos que tiene el estado en materia de obra pública, infraestructura y otros temas de importancia, aunque en el caso del gobierno ya tiene los recursos listos para la infraestructura.
Manifestó que otra salida que los ayuntamientos pueden utilizar es que el gobierno del Estado les genere anticipos a cuenta de participaciones, basta con la aprobación del Cabildo para que el tesorero acuda a la Secretaría de Finanzas a realizar el trámite, “lo importante es que existen las rutas para transitar a una solución”.

Dejar una contestacion