EMITE LA SECRETARÍA DE SALUD RECOMENDACIONES PARA NIÑOS CON TDAH DURANTE LA CUARENTENA POR COVID-19

· Mantener un distanciamiento social prolongado puede generar alteraciones emocionales como baja autoestima, ansiedad, depresión y consumo de sustancias.
San Luis Potosí, S.L.P.- “Al ser una alteración conductual con síntomas persistentes y generalizados de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, la hiperactividad puede dar lugar a dificultades académicas, limitaciones sociales; alteraciones emocionales como baja autoestima, ansiedad, depresión y consumo de sustancias y estas pueden acrecentarse durante el distanciamiento social en el que se mantienen la mayoría de las familias potosinas”, indicó el licenciado Daniel Casas Rosales, Coordinador Estatal de Salud Mental y Adicciones de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.
El funcionario estatal precisó que aproximadamente del 5 al 7% de los niños y adolescentes menores de 18 años tiene TDAH en nuestro país y que éste se considera un padecimiento multifactorial, es decir, que su causa corresponde a múltiples factores como las alteraciones genéticas y hereditarias, los cambios en la anatomía del cerebro, los factores biológicos adquiridos como la exposición intrauterina al alcohol y nicotina, el bajo peso al nacer y los factores psicosociales como inestabilidad familiar y crianza inadecuada.
“La evaluación del TDAH requiere una evaluación médico-psiquiátrica, académica y psicosocial para confirmar su presencia, persistencia y complicaciones. Debe iniciarse en niños de 4 años de edad que tienen síntomas como: excesiva inquietud, como por ejemplo el golpear las manos o los pies, retorcerse en el asiento, dificultad para permanecer sentado cuando se requiere estar sentado, conflictos para jugar en silencio, dificultad para esperar turnos, problemas para mantener la atención en tareas o actividades recreativas, dificultad para organizar y finalizar tareas y actividades, perder cosas necesarias para sus tareas, olvidar las actividades cotidianas, evitar trabajos que requieren un esfuerzo mental constante, presentar fallas en sus actividades por no poner atención a los detalles, tener dificultad para seguir indicaciones, entre otras”.
“Se requiere un manejo integral y multidisciplinario por parte de psicología, psiquiatría y pedagogía, que involucre a los miembros de la familia, al personal de la escuela y otros miembros del grupo social del paciente para lograr óptimos resultados y tener un pronóstico favorable”, indicó Casas Rosales.
Finalmente, el Coordinador Estatal de Salud Mental y Adicciones de los Servicios de Salud de San Luis Potosí, Daniel Casas, indicó que algunas de las recomendaciones que los padres pueden seguir durante este distanciamiento social para todos aquellos niños con TDAH son:

  1. Mantener horarios regulares de sueño e ingesta de alimentos.
  2. Dedicar tiempo para hacer ejercicio físico en la casa.
  3. Trabajar su autonomía y seguridad, orientándolos y permitiendo que se vistan, se bañen, guarden su ropa y participen en tareas domésticas del hogar, etc. Y
  4. Fijar una rutina y un horario a lo largo del día que incluya trabajo escolar, juegos, actividades de interés para el niño y proyectos que puedan realizar con otros miembros de la familia.

Dejar una contestacion