CUBA REGISTRA SU PRIMERA VÍCTIMA

El Ministerio de Salud cubano reportó el miércoles la primera muerte por el nuevo coronavirus: un italiano de 61 años cuyo caso había sido confirmado tras su ingreso a la isla a comienzos de mes. Falleció en la madrugada y estaba en terapia intensiva.
A su vez las autoridades isleñas actualizaron el número de infectados, que ascendió a 10.
Por otra parte, un millar de cruceristas y la tripulación de una nave que durante los últimos días fueron rechazados en varios puertos del Caribe, pues a bordo viajan cinco personas infectadas con coronavirus y tiene docenas de casos sospechosos, fueron evacuados a través de Cuba.
La odisea del MS Braemar de la compañía británica Fred Olsen Cruise Lines terminó con el anclaje del barco el miércoles en el puerto de Mariel, a unos 70 kilómetros de La Habana.
Posteriormente los cruceristas fueron trasladados en autobuses a varios aviones en una terminal retirada del aeropuerto José Martí desde donde regresarán a Gran Bretaña.
Por la noche Panamá –el país centroamericano con más contagios, que suma un total de 86 y un fallecido– decretó toque de queda, salvo las actividades que tienen que ver con la seguridad en las calles y servicios de salud y de bomberos.
Más temprano, el presidente chileno Sebastián Piñera declaró el estado de catástrofe nacional, que regirá desde la medianoche del jueves y durará 90 días, y que «tiene como objetivo anticiparnos y prepararnos para las etapas que vienen en esta pandemia».
En Chile el avance del coronavirus ha sido uno de los más rápidos de la región, aunque de los 238 contagiados sólo ocho están hospitalizados.

Dejar una contestacion