CONMEMORAN LOS SERVICIOS DE SALUD EL DÍA MUNDIAL DEL AUTISMO

** Algunos menores de edad y adultos con este tipo de trastorno son completamente capaces de realizar actividades de manera independiente

San Luis Potosí, S.L.P.- “Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de trastornos del desarrollo neurológico que se distinguen por patrones de comportamiento repetitivo, dificultad para la comunicación e interacción social”.
Al señalar lo anterior, la Doctora María Jocelyn Bravo Ruvalcaba, Jefa del Departamento de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia, precisó que el término “espectro” se refiere a la amplia gama de síntomas, habilidades y grados de discapacidad funcional que puede presentar las personas con TEA.
“Algunos menores de edad y adultos con este tipo de trastorno son completamente capaces de realizar actividades de manera independiente mientras que otros requieren ayuda para realizarlas. Actualmente, el diagnóstico de TEA incluye afecciones que solían diagnosticarse por separado e incluyen: el Trastorno Autista, el Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado y el Síndrome de Asperger, entre otros.
La funcionaria estatal señaló además que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que el autismo se presenta en 1 de cada 160 niñas y niños, y aunque aún no se conocen todos los mecanismos que lo causan, en algunos casos se sabe que está ligado a la genética, y es por ello que se ha identificado que las familias con una persona con diagnóstico de TEA tienen un mayor riesgo de tener otro hijo con este trastorno.
“Es por ello que la población con ciertas enfermedades genéticas tienen un riesgo mayor de lo normal de presentar un trastorno del espectro autista o síntomas parecidos a los del autismo, y algunos ejemplos de ello son el Síndrome del Cromosoma X frágil, la Esclerosis Tuberosa, y el Síndrome de Rett”.
“Los signos y síntomas comienzan durante la niñez temprana y por lo general duran toda la vida. Pueden
variar mucho de persona a persona dependiendo de la gravedad del trastorno; incluso pueden pasar desapercibidos en el caso de los niños con trastornos del espectro autista leves”, subrayó la funcionaria de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.
La Jefa del Departamento de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia pidió a los padres de familia estar atentos de la salud de sus pequeños y precisó que en la infancia se pueden identificar las siguientes características si se sospecha que su hijo es autista:
• No señalar los objetos para demostrar su interés.
• No mirar los objetos cuando otra persona los señala.
• Tener dificultad para relacionarse con los demás o no manifestar ningún interés por otras personas.
• Evitar el contacto visual y querer estar solos.
• Tener dificultades para comprender los sentimientos de otras personas y para hablar de sus propios
sentimientos.
• Preferir que no se les abrace, o abrazar a otras personas solo cuando ellos quieren.
• Parecer no estar conscientes cuando otras personas les hablan, pero responder a otros sonidos.
• Estar muy interesados en las personas, pero no saber cómo hablar, jugar ni relacionarse con ellas.
• Repetir o imitar palabras o frases que se les dicen, o bien, repetir palabras o frases en lugar del lenguaje normal.
• Tener dificultades para expresar sus necesidades con palabras o movimientos habituales.
• No jugar juegos de simulación (por ejemplo, no jugar a “darle de comer” a un muñeco).
• Repetir acciones una y otra vez.
• Tener dificultades para adaptarse cuando hay un cambio en la rutina.
• Tener reacciones poco habituales al olor, el gusto, el aspecto, el tacto o el sonido de las cosas.
• Perder las destrezas que antes tenían (por ejemplo, dejar de decir palabras que antes usaban).
María Jocelyn Bravo Ruvalcaba señaló además que el desarrollo físico, cognoscitivo y psicosocial es muy importante para el sano crecimiento de niñas y los niños y es por ello que como parte de la Atención Integrada a la Salud de la Infancia se realizar una Evaluación del Desarrollo a las y los menores de 5 años, y en caso de que el personal de las Unidades de Salud detecte algunos signos o síntomas sugerentes de TEA, antes de establecer un diagnóstico el o la niña deberán ser evaluados por un equipo de salud multidisciplinario y especializado en el tema, siendo los 3 años de edad el periodo oportuno para diagnóstico y tratamiento.
“Actualmente, no existe una cura para los TEA, sin embargo, los servicios de tratamiento de intervención temprana pueden mejorar el desarrollo de estos niños, además de terapias complementarias como pueden ser de lenguaje o motricidad, las cuales también dependerán del grado de afectación; y muy importante además la nutrición”.
“Las personas con TEA tienen necesidades asistenciales complejas y requieren una gama de servicios integrados que incluyan la promoción de la salud, la atención, servicios de rehabilitación y la colaboración con otros sectores como el educativo, el laboral y el social; acompañados de medidas generales que hagan que sus entornos físicos, sociales y actitudinales sean más accesibles, inclusivos y compasivos”.
Finalmente, la Jefa del Departamento de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia, indicó que en los Servicios de Salud están comprometidos en promover el sano desarrollo de las niñas y niños de nuestro Estado, por lo que además de realizar la Evaluación de Desarrollo Infantil prueba “EDI” y promover la Estimulación Temprana, saben que durante la contingencia por COVID-19 y las actividades de aislamiento físico por la Jornada Nacional de Sana Distancia, es común que algunos grupos poblacionales sean más susceptibles a cursar con estrés, ansiedad, e incluso depresión, ente ellas las personas con la condición de TEA.
Es por ello que brindamos a los padres algunas recomendaciones que harán que el menor sufra ansiedad durante esta etapa: No caer en pánico, recurrir a las fuentes oficiales de información y explicar a sus familiares según sus capacidades que es la enfermedad de COVID-19 (para más información llamando al 800 123 88 88 o visitando la página slpcoronavirus.mx).
· Establecer una rutina de actividades en el hogar con horarios, en donde se incluyan momentos de trabajo y juego con descansos intermedios.
· Y en los casos en que sean muy necesario, realizar salidas breves, siempre y cuando se respeten las medidas emitidas para evitar el contagio, como mantener la sana distancia e higiene de manos frecuentes; además de portar un pañuelo azul para identificarse.
· Finalmente, invitaríamos a la población a sumarse a la Campaña “Qué Tan Diferente Eres” que ya manejan las redes sociales de las instituciones de Gobierno del Estado, a fin de conocer y sensibilizarnos sobre situaciones de la vida cotidiana de las personas con esta condición y así evitar actitudes discriminatorias.

Dejar una contestacion