Zidane dirigió su primera práctica en su regreso al Real Madrid

Zinedine Zidane dirigió este miércoles el primer entrenamiento en su nueva entapa al frente del Real Madrid, dos días después de que el club anunciara su vuelta para hacerse cargo del equipo hasta 2022. 

Inició con una charla técnica en los minutos previos al inicio de la sesión y la primer toma de contacto con los ‘nuevos’ elementos, como Thibaut Courtois, Álvaro Odriozola, Brahim Díaz o Vinicius Júnior, quienes llegaron a la institución tras su renuncia a finales de mayo. 

En lo inmediato, Zidane empezó a preparar el encuentro del próximo sábado frente al Celta de Vigo en el Santiago Bernabéu. El primero de los once partidos que le restan al conjunto merengue con el único objetivo de cerrar la temporada sin mayores sobresaltos y con el puesto de Champions League asegurado. 

Su regreso al timón merengue coincidió con la vuelta de Gareth Bale y Mariano al trabajo, recuperados de sus respectivas dolencias, mientras Lucas Vázquez, Dani Carvajal y Vinicius Júnior continúan al margen debido a sus respectivas lesiones. 

Con miras a futuro, Zidane tiene un gran reto en las manos. 

A pesar de haber tomado el mando de un equipo sin opciones a ganar algún título al final de la campaña, el entrenador francés deberá aprovechar los próximos dos meses de competición para empezar a preparar la temporada 2019-20. 

Según trascendió en la capital española, Zidane tendrá mayor poder de decisión en la planeación deportiva por lo que su primer objetivo es valorar al plantel que ha heredado antes de comenzar su reconstrucción inyectando sangre nueva. 

Y es que el verano del Real Madrid traerá una revolución en el plantel. 

El futuro de Isco, Marcelo, Gareth Bale, e incluso Luka Modric está en el aire; si bien de acuerdo con la prensa española, Zidane tendría la intención de recuperar física y deportivamente al mediocampista español y al defensa brasileño, ambos en la órbita de la Juventus luego de perder el status de jugadores de importancia bajo el mando de Solari. 

Gareth Bale, por otro lado, tendrá que hacer méritos para limar asperezas con su antiguo entrenador y convencerlo de su importancia, algo que se antoja difícil en estos momentos. 

El club necesita realizar fichajes que ilusionen a la afición; empezando por un goleador que compense la ausencia de Cristiano Ronaldo –un tema espinoso para la directiva, señalada como responsable del fracaso al no haberle buscado reemplazo. 

Con Eden Hazar, Kylian Mbappé y Neymar en la agenda, Real Madrid necesita hacer caja y qué mejor que traspasar al jugador mejor pagado del plantel.

Dejar una contestacion