“PREVENIR Y EVITAR LA VIOLENCIA ES TAREA DE TODOS”: SERVICIOS DE SALUD

Como parte de las acciones emprendidas por los Servicios de Salud del Estado de San Luis Potosí, se ha reforzado la atención en línea y se llevan a cabo talleres con hombres y mujeres jóvenes para la prevención de la violencia en el noviazgo, se trabaja con grupos de reeducación a mujeres víctimas de violencia, así como atención psicológica en los Servicios Especializados de Atención a la Violencia.
La violencia contra las mujeres es definida por las Naciones Unidas como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. La violencia hacia las mujeres no solo perjudica a las víctimas, sino que también afecta a las familias de las víctimas y la sociedad en general.
La violencia contra las mujeres se manifiesta de diferentes formas, la más común de ellas es la violencia física, sin embargo, también puede estar representada como: abuso psicológico, agresiones dentro y fuera del seno familiar, violencia laboral, violencia ejercida por un compañero sentimental, violencia sexual y acoso (dentro y fuera del hogar), matrimonio infantil, mutilación genital, trata de personas, y el feminicidio conocido como la expresión más brutal de la violencia hacia la mujer.
Las diferentes formas de violencias contra las mujeres representan un enorme problema de salud pública para todas las naciones y una violación flagrante de los derechos humanos de las mujeres. Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que aproximadamente una de cada tres mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual a manos de sus parejas o violencia sexual por parte de terceros en algún momento de su vida.
En la actualidad, el día 25 de cada mes es un recordatorio de aquellas mujeres que fueron víctimas de la violencia de género y el abuso de la autoridad, pero también es un momento de reclamo y visibilización de la violencia que sufren actualmente las mujeres alrededor del mundo. La elección de la tonalidad naranja para conmemorar este día responde a que éste es un color que representa el futuro brillante y optimista libre de violencia contra las mujeres y niñas y que tiene el objetivo de generar consciencia para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y niñas.
Finalmente, la dependencia hace un llamado a la ciudadanía para practicar valores desde casa, el respeto, la paciencia, la tolerancia, el saber escuchar a los demás, el respetar los derechos de los demás en el hogar contribuye a una sana convivencia, el participar todos en las labores y limpieza del hogar, la responsabilidad paternal, el contribuir en la educación de los hijos e hijas con tolerancia y evitar gritos que contribuyan a la baja autoestima son algunos cambios para adaptarse y trabajar con la armonía en casa. Busquen alternativas para la sana convivencia y eviten la violencia.

Dejar una contestacion