PIDE LA OMS A EUROPA TENER CONFIANZA EN VACUNAS CONTRA COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reclamó este jueves a la población que confíe en las futuras vacunas contra la Covid-19 y pidió a los gobiernos que tengan listos sus planes de vacunación para asegurar el éxito, a la vez que alertó de que la situación en Europa continúa siendo preocupante y es necesario prepararse para posibles repuntes.
«La promesa de una vacuna es magnífica pero no podrá alcanzar todo su potencial sin una sólida preparación y la aceptación de la comunidad», señaló en rueda de prensa el director para Europa de la OMS, Hans Kluge.
La aceptación es «esencial» para el éxito de cualquier vacuna, resaltó Kluge, quien se mostró comprensivo con los estudios que apuntan a que en algunos países cerca de la mitad de la población está insegura sobre la vacunación contra la Covid-19, si bien instó a buscar información fiable.
«No sean parte de una infodemia de desinformación. La vacunación salva vidas, el miedo las pone en peligro», advirtió Kluge en una comparecencia en la sede regional de la OMS en Copenhague.
LAS VACUNAS PUEDEN CAMBIAR LAS REGLAS DEL JUEGO
El director para Europa de la OMS calificó de «fenomenal» el hecho de que haya ya más de 200 candidatas a vacunas y que más de 50 estén en fase de ensayos en seres humanos y habló de que eso puede «cambiar las reglas de juego» y cerrar la fase aguda de la epidemia, siempre que se combine con otras medidas de salud pública.
Dado que el suministro inicial de vacunas será «muy limitado», será necesario que los países decidan de antemano qué grupos deben ser vacunados primero para maximizar el impacto: trabajadores sanitarios y sociales, mayores de 60 años y personal y residentes en centros asistenciales, según la recomendación de este organismo.
La OMS trabaja ya con los distintos países para reforzar sus preparativos para introducir la vacuna, su capacidad de cadena de frío, monitorización de la seguridad, comunicación e implicación comunitaria.
Pero hasta que no lleguen las vacunas, será «imprescindible» mantener medidas protectoras como el uso de mascarillas, afirmó Kluge, que resaltó que ningún país ni comunidad sea dejado atrás.
LA SEGUNDA OLA EN EUROPA SE DESPLAZA HACIA EL ESTE
Aunque las vacunas fueron el eje central de la comparecencia, la OMS Europa mostró su «gran preocupación» por la situación epidémica en el continente y, pese al «ligero» descenso de casos en la zona occidental, reiteró que no hay ninguna mejora clara en conjunto, que la segunda oleada se desplaza hacia el este y que los países más afectados están en Europa central y en el sur.
Más de 19 millones de casos (4 millones solo en noviembre) y más de 427 mil muertes (35 mil la última semana) se han notificado en Europa desde el inicio de la pandemia.
Aunque el número de nuevos casos registrados bajó por tercera semana seguida en Europa, esta vez un 13%, el continente sigue representando 40% del total en el mundo y 50% de las nuevas muertes.
Los estudios de prevalencia realizados sugieren además que, en la mayoría de países de la región, menos del 10 por ciento de la población ha sido infectada.
Kluge recordó que es momento para un liderazgo «responsable» y se dirigió especialmente a los países que han empezado a experimentar una caída en la transmisión para actuar de forma «sabia».
Así recomendó que se refuerce la infraestructura sanitaria pública y se hagan preparativos para una nueva escalada.
Con la vista puesta en las fiestas navideñas, el máximo responsable europeo de la OMS sugirió la importancia de plantearse si las posibles actividades que se vayan a realizar son realmente necesarias, pueden posponerse o hacerse de otra manera más segura desde el punto de vista sanitario.
«El virus tiene todavía el potencial de provocar un daño enorme a menos que hagamos todo lo que esté en nuestras manos para parar la propagación del contagio», declaró.

Dejar una contestacion