“NO ESTABAN MUERTAS, ANDABAN DE PARRANDA”

El “hallazgo” de los cuerpos de dos mujeres jóven estirados a un costado de la carretera Tampico-Ciudad Valles, en el municipio de Ebano, provocó intensa movilización policíaca, llevándose los cuerpos de gran chasco, debido a que no estaban muertas como se pensaba, sino profundamente dormidas por la parranda que se aventaron horas antes.

La intervención de la policía se dio minutos antes de las 2:00 de la tarde del sábado, cuando anónimamente se informó a los teléfonos de emergencia sobre la presencia de dos cuerpos del sexo femenino tirados a unos metros de la carpeta asfáltica.

La respuesta de los oficiales fue inmediata, trasladándose al lugar señalado, cerca del campo Recursos, y ahí efectivamente se encontraban dos mujeres tendidas en el suelo; una boca abajo y la otra boca arriba. Una de ellas vestía pantalón blanco y blusa a cuadros y la otra un mallón oscuro y blusa café.

Cuando se pensaba que probablemente se trataba de un doble feminicidio, los oficiales se llevaron gran sorpresa al revisarlas y darse cuenta que no presentaban huellas de violencia, pero sí en avanzado estado de ebriedad, que las hizo caer en profundo sueño que las venció a la orilla de la carretera.

Fueron despertadas y llevadas a las instalaciones de Seguridad Pública, para luego de recuperarse de la “resaca”, permitirles que se retiraran a sus domicilios.

Dejar una contestacion