MESSI SE TOPA CON KEYLOR NAVAS Y PSG ELIMINA A BARCELONA


París.- La remontada se quedó en un sueño para Barcelona, que por momentos parecía que podría sorprender, hasta que el portero costarricense le atajó un penal a Lionel Messi y con un empate 1-1 y 5-2 en el marcador global, PSG ganó la serie y avanzó a los cuartos de final de la Champions League.
El cuadro culé se adueñó del balón en el primer cuarto de hora del encuentro, con llegadas que inquietaron a Keylor Navas, con un dinámico e impreciso Ousmane Dembélé y un Lionel Messi que se notaba enganchado, consciente que debía disfrutar su posible último duelo en Champions con Barcelona, aunque todavía había espacio para soñar con la épica.
Al 18, Messi filtró para Dembélé, quien lanzó un zurdazo cruzado, pero Navas cubrió su arco y se tendió para realizar la atajada y mantener el cero.
Después vino un disparo de Sergño Dest que desvió Keylor y luego pegó en el palo, una jugada en la que ‘La Pulga’ se quedó cerca de cerrar la pinza y un intento de chilena, pero los catalanes estaban encendidos ante un irreconocible PSG.
El esfuerzo del Barca se derrumbó con un nuevo error de Clement Lenglet, quien con un pisotón sobre Mauro Icardi cometió un penal absurdo que se marcó tras la revisión en el VAR y Mbappé se encargó de hacer efectivo para abrir el marcador al minuto 30.
Griezmann le filtró a Dembélé, pero el francés otra vez falló frente a la portería y su remate fue directo a las manos de Navas.
Por fin Messi logró imponer su talento y con un fogonazo mandó el balón a la red y empató el partido. A Barcelona le faltaban tres goles más para el alargue.
En la agonía de la primera mitad, Layvin Kurzawa le dio una parada accidental a Griezmann dentro del área y se marcó la pena máxima. Messi lo cobró y Keylor Navas le adivinó y evitó una anotación que pudo ser trascendental para la remontada. Todavía Alessandro Florenzi sacó una pelota en la línea, tras un cabezazo de Sergio Busquets antes del descanso.
‘Tic-tac tic-tac’ y el reloj era el peor enemigo del Barcelona, le quedaba media hora a los blaugrana y caía el gol que acercara. Messi lo tuvo en el área chica y una barrida heroica de Marquinhos le robó la anotación.
Al 69’, Busquets ´peinó’ el esférico con dirección a primer poste y otra vez atajó el portero tico para desviar a tiro de esquina, en una de las jugadas más importantes en la segunda mitad, en la que los parisinos se plantaron y los españoles ya no tuvieron profundidad y aceptaron la eliminación.

Dejar una contestacion