LOS TORRES CORZO, ENTRE LOS RESPONSABLES DEL DERRUMBE EN EL DISTRIBUIDOR JUÁREZ

El fin de semana, una de las estructuras del nuevo brazo del distribuidor vial Benito Juárez se derrumbó pese a que hace unos días el contralor del Estado, Gabriel Rodillo realizó una inspección. Hoy se sabe que una de las empresas encargadas del proyecto es propiedad de la familia Torres Corzo.

La Junta Estatal de Caminos (JEC) otorgó la obra del distribuidor Juárez a las empresas asociadas Sánchez Valdez Construcciones S.A. de C.V; Maquinaria y Renta de Zacatecas S.A. de C.V. y Constructora Santos Chisum S.A. de C.V., esto pese a tener la propuesta más cara que ascendió a 218 millones 534 mil 290.36 pesos.

La empresa Maquinaria y Renta de Zacatecas es propiedad de Luis Torres Corzo, hermano del exgobernador y senador de la República, Teófilo Torres Corzo. Para librar el problema dado que su propuesta estaba unos 40 millones de pesos arriba que otras, se aliaron con las empresas Sánchez Valdez, y la zacatecana Santos Chisum.

En ese momento, el gobernador Juan Manuel Carreras López, prometió hacer transparente el gasto del dinero procedente de la indemnización de FORD, y afirmó que las compañías que construirían los brazos de la ampliación y modernización del Distribuidor Benito Juárez, serían potosinas, honestas y técnicamente competentes.

La construcción de la obra inició en febrero de 2018, hace prácticamente un año, y los constructores tienen, a partir de esa fecha, 540 días naturales para concluir los trabajos, es decir, les queda aproximadamente medio año para concluir.

Pese a que el contralor Gabriel Rosillo se presentó a supervisar la obra hace dos sábados, no encontró irregularidades, sin embargo una semana después ocurrió el derrumbe en el que dos personas resultaron heridas y a tres días del suceso, no se sabe si habrá alguna indemnización o multa para los constructores.

Dejar una contestacion