LOS SERVICIOS DE SALUD LLAMAN A PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA SEXUAL

“La violencia sexual se produce en todas las sociedades y afecta a personas de todos los sexos y todas las edades. El impacto de la violencia sexual afecta a personas, familias, comunidades y a la sociedad en general”, señaló la psicóloga Raquel Anahí Ortega Tristán, Coordinadora del Programa de Preventivas y Reeducación para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género de los Servicios de Salud.
Informó que la Organización Mundial de la Salud a través de un estudio multipaís sobre la salud de la mujer y violencia doméstica contra la mujer, reveló que entre el 15 y 71 por ciento de las mujeres han sufrido violencia física o violencia sexual infligida por una pareja en algún momento de sus vidas. Además, revela, que este tipo de violencia genera una amplia gama de problemas físicos, mentales y de salud sexual, a corto y largo plazo lo cual ocasiona un grave problema de salud pública.
Sin embargo, prevenirla es posible, señaló la Coordinadora del Programa de Preventivas y Reeducación: “juntos podemos cambiar las condiciones que contribuyen a la violencia sexual. Todos podemos crear una cultura de empatía, respeto e igualdad y la prevención comienza con dejar de culpar a la víctima y creerles a los sobrevivientes cuando revelan lo que han vivido”.
“En su vida personal usted puede modelar relaciones y comportamientos que brinden apoyo y rechazar sin temor cuando escuche comentarios misóginos, sexistas, machistas, transfóbicos u homofóbicos. Cada uno de nosotros es esencial para combatir las actitudes dañinas y promover una cultura que rechace todo tipo de violencia sexual”,
De tal forma que la psicóloga Raquel Anahí Ortega Tristán emitió algunas medidas de seguridad que ayudarán a prevenir la violencia en su entorno:
“Es importante que visibilice y rechace todo aquel acto que implique acoso callejero u hostigamiento sexual en los espacios públicos y privados; es decir en las calles, transporte público, espacios laborales, etc. Recuerde, si dejamos de normalizar este tipo de agresiones sexuales, haremos un cambio en beneficio de la comunidad; eduque a sus hijas e hijos, déjeles saber que siempre pueden acudir a usted si alguien las (os) toca inapropiadamente; enséñeles a las niñas y a los niños a respetar a otros y a tratar a otras personas como les gustaría que los trataran; enséñeles a las y los adolescentes acerca del consentimiento. Asegúrese de que todo adolescente comprenda que cualquier contacto o actividad sexual debe ser acordada libremente, voluntariamente y claramente por ambas partes. Hágalo antes de que empiecen a tener citas; denuncie con las instancias correspondientes en caso de vivir algún evento de violencia sexual, esto debido a que es de suma importancia promover la cultura de la denuncia. Si denunciamos, estaremos evidenciando que existe está terrible problemática que afecta a la sociedad en general y que hay que ponerle fin.
Finalmente, la psicóloga Raquel Anahí Ortega Tristán, Coordinadora del Programa de Preventivas y Reeducación para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género de los Servicios de Salud pidió recordar a la ciudadanía que si viven algún tipo de violencia o tienen alguna duda, acudan al centro de salud más cercano a su domicilio, ahí podemos escucharte, atenderte y canalizarte para que puedas recibir atención especializada y logres hacerle frente a tu situación de violencia.

Dejar una contestacion