Le niegan prisión domiciliaria a «El Jefe de Jefes»

Miguel Ángel Félix Gallardo habría expuesto que, además de tener más de 70 años, requisito para que ley le conceda ese beneficio; entre otras cosas

Un tribunal federal rechazó otorgarle el derecho de prisión domiciliaria a Miguel Ángel Félix Gallardo, quien llegó a ser uno de los más grandes capos de la cocaína, para poder cumplir una de las dos sentencias que le fueron impuestas.

Fue el Segundo Tribunal Penal de la Ciudad de México que le negó al narcotraficante sinaloense el amparo para conseguir el beneficio de cumplir la sentencia a 40 años de prisión en una residencia en Zapopan, Jalisco.

Félix Gallardo fue condenado por delitos contra la salud, acopio de armas y cohecho, derivado del tráfico de cocaína en aerotaxis.

La razón del tribunal fue que el capo no probó que los males de salud que padece sean tan graves como para no compurgar tras las rejas los 10 años que le restan de condena.

El propio legislador fue quien estableció como posibilidad el que una persona mayor de 70 años, a criterio del juez pueda cumplir el resto de la pena que le falte por compurgar en confinamiento domiciliario, sin embargo esto se acreditará no en todos los casos en que una persona llegue a dicha edad, pues de hacerlo implicaría que una persona, con independencia del delito que hubiere cometido y la pena que se le hubiera impuesto, únicamente permanecería privada de la libertad hasta que cumpliera los 70 años de edad», dice el fallo ratificado por los magistrados del colegiado.

Miguel Ángel Félix Gallardo habría expuesto que, además de tener más de 70 años, requisito para que ley le conceda ese beneficio; padece de pérdida de la vista en un ojo y cataratas en otro, mal funcionamiento de un oído, problemas de reflujo y antecedentes de micro infartos cerebrales y hernias.

Estos fueron los argumentos para que Gallardo solicitara cuidados médicos especiales que no podían facilitarle en el Penal Estatal de Puente Grande, en Jalisco, por lo que pidió su confinamiento en una casa del Fraccionamiento Ciudad del Sol, en Zapopan.

De acuerdo con sus datos generales, consultados por Reforma, el capo detenido en 1989 cumplió 73 años el pasado 8 de enero, es viudo, tiene 15 dependientes económicos y no consume ninguna droga.

Dejar una contestacion