LA 4T CONSUMA EN EL SENADO EL AVAL A LEY DE HIDROCARBUROS; LIMITA PARTICIPACIÓN PRIVADA

Ciudad de México.- Con 63 votos a favor, 45 en contra y cuatro abstenciones, el Senado consumó el aval de la Ley de Hidrocarburos, por lo que Petróleos Mexicanos (Pemex) será robustecido nuevamente luego de las adecuaciones a las que fue sometido en 2014 con la reforma energética impulsada en el llamado Pacto por México.
No obstante, en el debate los partidos de oposición, sobre todo el PAN y PRI manifestaron que esta legislación abre la puerta a la expropiación de bienes de la iniciativa privada, al enfatizar que el texto subraya que por «seguridad o interés nacional» las autoridades pueden asegurar las instalaciones de consorcios no gubernamentales.
Morena y sus aliados del PES, PT y PVEM impusieron su mayoría para llevar a cabo los cambios necesarios bajo el argumento de que esa normativa tiene como objetivo garantizar la soberanía, seguridad energética del país, así como combatir el comercio ilícito de combustibles y petrolíferos.
Luego de la aprobación, la Ley de Hidrocarburos se remitió al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, que son publicar los alcances en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para su entrada en vigor.
ALCANCES DE LA NORMATIVA; REVIVEN MONOPOLIO
Una vez que se impuso el bloque de la denominada “Cuarta Transformación”, se limitará la participación de empresas privadas en el mercado de combustibles, con la finalidad de darle mayor poder a Pemex.
A la par de que autoriza a esa firma productora del Estado a eliminar la regulación asimétrica de precios a la que está sujeta, por lo que le permite llevar ventaja con respecto a compañías privadas para la venta de gasolina en toda la República Mexicana.
También se establece que se pueden suspender los permisos expedidos a permisionarios si se considera que existe un “peligro inminente para la seguridad nacional, energética o para la economía nacional”.
Debido a lo anterior, se ratifica la propuesta presidencial de regresar a Pemex su monopolio petrolero.

Dejar una contestacion