¡Gran Pez! Dorados vence con lo justo al San Luis

Culiacán.- Dorados y Maradona están a un paso de la gloria. Los pupilos del Diego se plantaron con personalidad en la cancha del estadio Banorte y sacaron la ventaja necesaria para llegar al juego definitivo con ventaja, 1-0 final.

Los locales se recuperaron en lo anímico. Atlético de San Luis había sido mejor en la parte inicial, pero la experiencia de Alfonso Sosa en el timón no fue suficiente ante el corazón de los locales.

Cuando parecía que el empate estaba firmado, Edson Rivera apareció en el área para dar un aletazo que podría ser definitivo.
Todo quedará para la vuelta en el Alfonso Lastras, pero con mucha pasión, de la mano de Maradona, el Gran Pez la vuelta quiere dar.

EL JUEGO

Las emociones fueron divididas. Ninguno de los equipos salió a especular a la cancha del Banorte, sino todo lo contrario: Dorados y San Luis intentaron finiquitar la obra desde la ida.

A pesar del ánimo y de la posesión sinaloense, la primera del partido fue de los visitantes.

Los Potosinos aprovecharon la inercia ofensiva de su rival para buscar un trazo largo. Madrigal ganó a la espalda de Báez, pero el balón se escurrió hacia las manos de Gaspar Servio.

El descuido hizo despertar al Gran Pez que buscó el poder aéreo de Vinicio Angulo. Tras falta sobre Córdoba, Nava mandó centro a la olla desde tres cuartos de cancha. El camisa 10 se elevó y asestó un fuerte remate que se fue por encima. El grito de gol se ahogó.

Nueva oportunidad del ecuatoriano. Nava mandó centro y Angulo puso el balón en las manos de Felipe Rodríguez. El arquero despejó y encontró a Ibáñez completamente solo. El remate fue flojo y murió en las manos de Servio.

Angulo no solamente disparó a puerta, el goleador culichi también cubrió la pelota, corrió a todas y dio pases de gol.
Escoboza se sacó de encima a dos jugadores y le mandó el balón a Angulo, quien llegó a línea de fondo y mandó una diagonal fortísima que Córdoba no alcanzó a rematar.

A partir de entonces, el partido fue de San Luis. Error en la zaga sinaloense. Servio y Báez no se hablaron, el paraguayo cortó de cabeza y regaló la pelota a Fernando Madrigal. El atacante vio la portería completamente abandonada y se animó, aunque reventó el travesaño.

Noé Maya fue al ataque. Por la pradera derecha entró, bailoteó y se quitó a los zagueros. En el mano a mano, Servio fue mejor. ¡Atajadón!
Cuando San Luis era mejor, el silbato sonó para darle un respiro a los locales.

El complemento fue emocionante. Dorados salió más abierto en la búsqueda del gol. Fueron vertiginosos, se animaron a ofender por las bandas con su velocidad.

Saque de banda por derecha. Tras una serie de rebotes, caprichosamente llegó el balón a Escoboza que sacó un fogonazo, sin embargo el contacto no fue bueno y la acción se perdió por un lado.

Los pupilos de Maradona tocaron el balón para abrir espacios. Escoboza salió victorioso sobre dos defensas, cambió de juego para Fernando Arce que puso un pelotazo al frente. Julio Nava alcanzó el balón más con corazón que con piernas y sacó un zurdazo potente. ¡Felipe Rodríguez se puso el traje de héroe!

Maradona movió sus piezas. José García entró por Jorge Córdoba y casi dio resultado el cambio. Escoboza filtró para García, el 34 se estiró y alcanzó a puntear. La pelota le sacó pintura al poste.

Cuando las revoluciones del partido habían bajado, Dorados encontró una falta en tres cuartos de cancha. Escoboza tomó el balón y lo mandó al área. Vinicio Angulo se elevó y peinó la pelota. En el hueco apareció Edson Rivera, incómodo, el volante estiró la pierna izquierda y venció a Rodríguez. ¡La Pecera explotó en júbilo!

Dorados se tiró atrás para buscar un contragolpe que aumentara la ventaja, sin embargo, el marcador ya no se movió.

El Gran Pez llegará a San Luis con ventaja. Maradona y los suyos están a un paso de tocar la gloria.

Dejar una contestacion