ESPECIALISTA: “ENFERMEDADES DEGENERATIVAS CONCLUYEN MALESTARES RENALES CRÓNICOS»

Jalisco es la entidad del país, donde se presenta mayor porcentaje de enfermedad renal crónica y los pacientes progresan a enfermedad terminal; apuntó en el marco del 1er Foro de Investigadores Cátedras CONACYT. “Jóvenes investigadores, por la sinergia universitaria”, organizado por la UASLP, el Dr. Sergio Melo Jerez, investigador del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (IMSS) en Jalisco.
El especialista llevó a cabo la conferencia magistral “Factores bioquímicos que afectan la función renal: regulación endocrina e intervenciones fármacobiológicas”, y apuntó que en el Centro de Investigación realizan 350 trasplantes de riñón al año, por lo cual es considerado líder en este procedimiento.
Sin embargo, reconoció que, en muchos nosocomios del país, no se ha llevado un registro adecuado de esos pacientes y tampoco de los factores que están afectando la función de los trasplantados. Por ello, la iniciativa del proyecto es encontrar aspectos de esa fisiopatología para tratar de encaminar estrategias.
Comentó: “mi labor es buscar estrategias farmacológicas que preserven la función renal, y en el otro sentido, también vemos la función de mecanismos endógenos que están promoviendo que la función o se deteriore o proteja”.
Señaló que, en México, solamente al estado de Jalisco llegan 500 pacientes por millón de habitantes a etapa terminal, debido que no hay más estrategias y terapias, “la única terapia es el reemplazo o diálisis que puede ser hemodiálisis, diálisis peritoneal o el trasplante, económicamente es complicado para el IMSS y para la salud en general del país costear el tratamiento”.
Los porcentajes muestran que el trasplante es más económico a diferencia de realizar un tratamiento de diálisis a los pacientes. Explicó que la enfermedad renal crónica se debe a diversos factores: genéticos, ambientales, alimentación, y va en aumento debido a la hipertensión y diabetes.
“Las enfermedades crónico degenerativas invariablemente terminan en enfermedad renal crónica. El problema es que los pacientes sub diagnosticados en etapas tempranas no muestran síntomas y cuando llegan al Centro están cerca de la etapa terminal”.
Melo Jerez destacó que parte del trabajo en el grupo de investigación es encontrar marcadores que contribuyan a predecir en etapas tempranas y buscar estrategias, “definitivamente cuando la enfermedad progresó no hay retorno”.
De las edades en las que hace presencia la enfermedad renal crónica, el especialista del IMSS, explicó que cuando la causa es una enfermedad crónica degenerativa, se reciben pacientes de edades avanzadas, a partir de los 40 años. Aunque también se registra un alto porcentaje de población joven con enfermedades relacionadas a otro tipo de causas, “incluso, el servicio de pediatría llega a realizar dos trasplantes al día, es una población complicada y una parte importante dentro del proyecto porque los niños presentan otros factores asociados”.
Agradeció la invitación de la UASLP para participar en el Foro de Investigación Cátedras Conacyt, escaparate que sirvió para mostrar las estrategias farmacológicas que se pretenden implementar para protección renal, como algunos fármacos utilizados en clínica y antifibroticos que disminuyen la progresión a enfermedad renal crónica.

Dejar una contestacion