EN UNOS PREMIOS ÓSCAR CUESTIONADOS, 1917 ES LA FAVORITA

El filme bélico 1917 parte como favorito para los premios Óscar de este domingo, eclipsados una vez más por la falta de diversidad entre sus nominados.
Las grandes estrellas de Hollywood desfilarán por la alfombra roja del teatro Dolby en Los Ángeles para la noche más esperada del cine, que marca además el fin de la temporada de premios.
Ninguna mujer aspira a la estatuilla de dirección, y Cynthia Erivo (Harriet) es la única mujer no blanca nominada en las categorías de actuación, lo que generó duras críticas por un problema que algunos creían en vías de resolverse.
El año pasado, por ejemplo, los dos premios de actuación de reparto fueron para dos actores negros, Regina King y Mahershala Ali, que además es musulmán. Y el de mejor actor fue para Rami Malek, hijo de inmigrantes egipcios.
«No los llamaría #OscarSoWhite (Óscars muy blancos), sino #OscarsAsUsual (Óscars típicos)», dijo el columnista de premios del sitio Deadline, Pete Hammond, en referencia a las etiquetas que señalan en redes sociales la falta de diversidad.
«Una película británica se lleva al final una victoria tradicional, cuatro actores blancos ganan también… es como si los Óscars ocurrieran hace 30 años», comentó.
1917, del británico Sam Mendes, ambientada en la I Guerra Mundial y filmada en «una toma», se llevará el mayor premio de la ceremonia, según pronósticos de la industria.
«Está en el patrón del Hollywood tradicional, es lo que gusta en los Óscar», mencionó el editor de premios de la revista Variety, Tim Gray.
«Es grande, es épica, pero no sigue una fórmula. Es un golpe de gracia, es la perfecta demostración de lo que significa hacer cine», dijo.
Con todo, un nuevo y complejo sistema de votación introducido el año pasado podría abrir el camino a alguna sorpresa, como la aclamada película surcoreana Parásitos, de Bong Joon-ho, que sigue a una familia pobre que se infiltra en un hogar rico, en una mirada casi universal al abismo de clase cada vez más amplio.
Con seis nominaciones, es favorita para mejor filme internacional, pero compite también por el mayor premio de la noche, el de mejor película, que ninguna producción en lengua no inglesa ha ganado.
Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, estaba entre las favoritas del año pasado, pero el premio fue al final para Green Book, que pese a las polémicas entraba más en la fórmula de Hollywood.

Dejar una contestacion