EN MÉXICO LA DESNUTRICIÓN REDUCE PERO LA OBESIDAD AUMENTA

Las cifras de desnutrición y anemia infantiles disminuyeron en México durante los últimos 20 años, pero el sobrepeso y la obesidad aumentaron sin que hasta el momento haya políticas públicas que resuelvan este problema, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Durante la presentación del reporte «El estado mundial de la infancia 2019: niños, alimentos y nutrición» en la Ciudad de México, detalló que, si bien en la década de los 90 el sobrepeso y la obesidad en la infancia y la adolescencia era prácticamente nula, actualmente es el mayor problema de alimentación infantil. El informe expone que cinco por ciento de los niños de cero a cuatro años tienen sobrepeso y obesidad, mientras el porcentaje aumenta hasta 35 por ciento en el rango de niños y adolescentes de cinco a 19 años de edad.
De acuerdo con Paula Veliz, especialista en salud y nutrición de la Unicef, en México el problema es provocado por el fácil acceso a productos comestibles ultra procesados y de bajo valor nutrimental, así como la falta de información veraz, oportuna y clara en los etiquetados.
«A pesar de que existen lineamientos sobre el expendio de alimentos en las escuelas, los niños están expuestos a una excesiva disponibilidad de alimentos energéticamente densos, mientras que el agua, las verduras y las frutas están disponibles en muy pocas cantidades». A su vez, la jefa de Política Social en Unicef, Catalina Gómez, dijo que a pesar de que el primer mejor alimento que un bebé puede recibir es la leche materna, en México sólo 30 por ciento de los menores de seis meses se nutren con ella.

Dejar una contestacion