En 24 municipios de Guerrero operan policías sin armas

Las policías preventivas de 24 municipios de los 81 que son en Guerrero están desarmadas porque a sus elementos les hace falta profesionalización, informó el diputado Heriberto Huicochea Vázquez, quien preside la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local.

Estas policías están concentradas en las regiones de Costa Chica, Costa Grande y Tierra Caliente. Tienen una característica general, además de la falta de armas, son de los municipios más pequeños, según el diputado.

Esto significa que en una parte importante de Guerrero no hay corporaciones policiacas preventivas funcionales, porque sus elementos no cuentan con el aval de los exámenes de control y confianza del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Pero en el estado no sólo hay problemas de este tipo en los municipios pequeños, en los grandes también existen y es porque a  los policías se les ha descubierto relación con delincuentes o porque hacían actividades de delincuentes.

En esta categoría entran las ciudades más importantes de Guerrero: en Iguala las funciones reales de los policías quedaron expuestas la noche de la desaparición de los 43 normalistas (2014). En 2017 la policía municipal de Zihuatanejo fue intervenida por instituciones federales; varios de sus elementos fueron detenidos por su presunta relación con organizaciones criminales.

Al siguiente año, en Chilpancingo la corporación también fue investigada y retirada de sus funciones después que se supo del involucramiento de policías con la desaparición de jóvenes en la ciudad. En Acapulco ocurrió lo mismo al cierre del año; los elementos fueron investigados por dudas en su desempeño.

En casi todos estos casos, después de un tiempo, los elementos han vuelto a sus funciones de policías.

La falta de profesionalización en los elementos de las 24 policías preventivas es motivo para que operen sin armas. «La prueba de confianza te ayuda a garantizar que es gente que está equilibra, que no hará cosas fuera de lo común», dijo el diputado.

Pero las certificaciones no siempre dan esa garantía y en el estado sobran ejemplos. Casi al cerrar febrero las autoridades estatales reportaron que detuvieron a nueve delincuentes, miembros de un grupo delictivo en Chilapa; cuatro eran policías preventivos.

Dejar una contestacion