EMITE SECRETARÍA DE SALUD CUIDADOS PARA PACIENTES QUE VIVEN CON DIABETES EN LA TEMPORADA INVERNAL

En esta temporada invernal es importante prever cómo se pueden afectar los niveles de glucosa en sangre y cómo podemos evitarlo, por lo que el Dr. José Domingo Martínez Luna, Responsable Estatal del Programa de Diabetes emite algunas recomendaciones para que el frío afecte lo menos posible el control metabólico.
Indicó el especialista que los pacientes deben mantener los medicamentos alejados de las bajas temperaturas y el calor extremo, ya que pueden afectar la insulina y provocar un mal funcionamiento, por ello se sugiere evitar dejar las medicinas en lugares que no tengan la temperatura regulada.
El invierno es la temporada de la gripe y los resfriados, cuando se está enfermo, los niveles de estrés suben, así como el nivel de azúcar en sangre. Además, cuando no se sienten del todo bien, es muy probable que se deje la alimentación adecuada y para evitar caer enfermo, hay que lavarse a menudo las manos con agua y jabón de esta manera, se estarán protegiendo contra los gérmenes.
Otras medidas de prevención que se sugiere a los pacientes son: el estar atento al estado de los pies cuando haga frío, las bajas temperaturas pueden agudizar la pérdida de la sensibilidad en los pies y en los dedos de los pies, por lo que pidió protegerlos con un calzado especial para el invierno, aplicar crema hidratante para mantener la piel de los pies saludable y revisar regularmente que no haya rozaduras o pequeñas heridas que se puedan infectar. Por otro lado, expresó el Responsable Estatal del Programa de Diabetes que se debe calcular la temperatura del agua antes del baño con el codo, ya que al estar disminuida la sensibilidad, puede que no se percate de lo caliente del agua y dañar los pies o manos; también se sugiere calentar las manos antes de realizar la glucemia. Si las manos están frías, puede que la lectura de glucemia no sea correcta y se tenga que volverla a repetir. Por lo que se aconseja lavarse con agua caliente las manos antes de la prueba, eso puede ayudar para que estén a una temperatura correcta.
No hay que dejar de hacer las rutinas de ejercicio señalo el funcionario: “Sabemos que el frío puede hacer que se prefiera quedar en casa antes que salir a caminar, pero el ejercicio físico ayuda a que los niveles de azúcar en sangre estén mejor controlados. El paciente puede elegir por vestirse por capas preferentemente antes de salir a hacer ejercicio al aire libre, practicarlo en un gimnasio o bien optar por hacer ejercicio en casa. Procurar estar constantemente hidratado es válido, tanto si se está a la intemperie como si se está en interiores con la calefacción encendida., por lo que ingerir líquidos en abundancia y aplicar loción hidratante ayuda a evitar que la piel se reseque.
Finalmente el doctor Martínez Luna explicó que en invierno el paciente se puede sentir triste o aletargado debido a las temperaturas frías y a una menor cantidad de horas solares, por lo que ante cualquier síntoma continuado de decaimiento, se debe acudir al centro de salud más cercano para evitar cualquier posible desajuste en los niveles

Dejar una contestacion