EL GOLPE DE ESTADO CAPITANEADO POR TEJERO, CUMPLE 39 AÑOS FRUSTRADO

La prensa española recordó hoy que en un año más se cumplirán 40 del intento de golpe de Estado que organizó el guardia civil Antonio Tejero tras la legalización del Partido Comunista que durante la dictadura franquista estuvo vetado, junto con otras asociaciones que se estrenaban en la democracia.
Los medios de España recuerdan este suceso ocurrido en la sede del Congreso de los Diputados y mientras el país se encontraba bajo el mando de Adolfo Suárez, en un gobierno que tambaleaba, por lo que se encontraban en un panorama político muy confuso.
La tarde de ese día los diputados españoles alrededor de las 18:23 horas escucharon disparos y en un primer impulso creyeron que se trataba de militantes del grupo separatista vasco, ETA, quienes habían organizado diferentes atentados en contra de figuras políticas relevantes por la liberación del territorio de Euzkadi.
Tejero, miembro de la facción conservadora del ejército, fue parte de la Operación Galaxia, que en los años 70 también integró la organización de un frustrado golpe de Estado.
Al ingresar al recinto parlamentario con sus compañeros, los militares dispararon hacia el techo como forma de advertencia ante los diputados que intentaron oponerse a la toma, recuerda RTVE.
Una hora después, mientras continuaban las discusiones en el pleno de Madrid, en Valencia una junta militar tomó el poder local y se aplicó el Estado de Excepción en esta zona al este de España. La agencia Europa press fue capaz de comunicarlo brevemente a través de uno de sus reporteros.
Por la noche el diario El País publicó un impreso especial, donde narraba lo sucedido, ya que en la sala se había podido mantener la comunicación con el exterior, en el editorial anuncian el Golpe de Estado y su respaldo a la Constitución.
En los primeros minutos del 24 de febrero el rey Juan Carlos emitió un mensaje para confirmar su poder a las autoridades civiles, con el permiso de tomar las medidas necesarias para mantener el orden constitucional y rechazar la imposición de los militares que ingresaron al congreso y que gritaban vivas por el mismo rey que les dio la espalda, recordó La Sexta.
A eso de las 10 de la mañana del día siguiente, se permitió la salida de las diputadas y por fuera del congreso grupos de ultraderecha peleaban contra los que defendían la democracia.
Casi dos horas después Tejero admitió su derrota al no seguirlo nadie, se culpó sólo a sí mismo del intento de golpe y fue detenido y destituido de sus cargos militares.

Dejar una contestacion