El Condenadito

¡ADIOS QUE LES VAYA BIEN… EEEH!.- ¡Ufff…! Bien, pos’ ya “volaron” de la capital potosina los aproximadamente dos mil migrantes centroamericanos, la mañana de este sábado. Lo hicieron como pudieron, de “aventón” y los menos afortunados a “patín”; ya por la tarde llegaron a la hermana república de “Matehuas”, para luego de ahí continuar su peregrinar hacia la frontera norte del país en busca del ya saben “sueño americano”. Sueño que está muy difícil que encuentren, porque los “gringos” no son como está noble “raza bronce” cien por ciento mexicana, que bien o mal les han brindado apoyo, mejor que a muchos “desarrapados”, hablemos de indigentes que deambulan por las calles casi en “cueros”, y que decir de tantas comunidades que están totalmente olvidadas por las autoridades que más que nada son “candil de la calle, oscuridad de su casa”… FUGA DE AGUA.- Nos reportó un seguidor de este “negro santo”, que en avenida Industrias, frente a la plaza Coral, entre Francisco Martínez de la Vega y avenida Dalias, se existe una criminal fuga de agua potable, desde hace ya varios meses sin que los de “Inter-ratas”, ¡perdón!, Interapas se tomen la molestia de resolver el grave problema, ya que la fuga del vital líquido es tremenda, mientras en otras colonias los vecinos sufren acá “gacho”, por la falta de agua desde hace años en sus tuberías donde solo hay telarañas y pinacates. Afirman que ya han reportado el asunto al “H” Ayuntamiento capitalino en repetidas ocasiones y les salen con la “jalada” que “¿si tienen el número de folio para dar seguimiento? ¡Háganme el refrabrón cabor!… REPORTE.- En forma de “guasa”, un seguidor nos escribió para “reportar” a “don Juanito” o a su hijo, porque no llegaron a poner su puesto de “tripitas”, allá por el barrio de San Juan de Guadalupe. Ja-ja-ja. Bueno ahí está su reporte joven… ¡SE SALVO!- Cuenta la leyenda que un matrimonio, desde hace tiempo deseaba tener un hijo y después de los años, lo consiguen. Pasan un año, dos, tres y el niño no habla, a los cinco años, el niño dice, “Abuelito” y después de dos días el abuelo se muere. El padre, piensa: “No puede ser que este niño traiga la mala suerte. Ha sido una casualidad.” Pasan los días, meses y el niño dice: “Abuelita” y a los dos días se muere la abuela. El padre diciendo: “Este niño definitivamente, trae mala suerte. Cualquier día dirá papá y me tocara a mí, ya verás.” Pasa el tiempo y el pequeño dice: “Papá”. Y el padre piensa: “Ya me tocó a mí.” El padre, deja todo preparado y a los dos días se muere el vecino de enfrente… Que tengan excelente domingo familiar. Comentarios y denuncias ciudadanas escribir a condenadito15@hotmail.com o condenoticias@gmail.com

Dejar una contestacion