Despotismo de Ocaña Gómez, directora del IPBA

Maestros del Instituto Potosino de Bellas Artes denunciaron diversas anomalías en que han incurrido la directora Marta Eugenia Ocaña Gómez y la coordinadora de artes plásticas, Martha Leticia Franco Careaga. Pareciera que lucran con sus cargos Los catedráticos dijeron que los obligan a firmar contratos de 6 meses sin ningún sello de la Secretaría de Cultura ni de la Oficialía Mayor. Son documentos apócrifos. No tienen fundamentos avalados por un organismo superior. Buscan perjudicar a los trabajadores que ya tienen más de 20 años de laborar. Existe el riesgo de que ya no se respeten las vacaciones, aguinaldo y no nos contraten Las hostiles maniobras afectan a 15 mentores de música, dibujo, danza y pintura. por lo que se han negado a firmar el escrito. Un catedrático fue presionado a firmar o de lo contrario lo iban a suspender. No nos permiten sacar copia. Argumentan cuestiones de transparencia y que habrá una auditoria «Parece que nos quieren desocupar para dejar los espacios con gente allegada a la directiva, que incremento las contrataciones, sin que sean necesarias en el área administrativa, donde se cuenta con doble personal Como no pueden creó otra instancia paralela. Metieron otro encargado de prensa y un jefe de limpieza Se sumaron docentes que carecen de conocimiento y trayectoria cultural. En algunos casos no imparten clases. ‘Son recomendados que han entrado al área de pintura y música. Apenas acuden a checar Expusieron que Ocaña Gómez ha tenido un desempeño deficiente Desconocen que Franco haya sido antes maestra Ahora asume una actitud déspota y arbitraria. «Son personas que no conocen nada del tema.

Ella dice que no hay presupuesto y que sigue contratando a sus «contentillos» Amigas, familiares o conocidos que ya están pensionados también les ha echo ver a los maestros que si contrata más gente es por culpa de ellos.

Dejar una contestacion