CORRUPCIÓN ENTRE LAS AUTORIDADES EN LA ZONA ALTIPLANO

A casi un año de que un ciudadano fue agredido y asaltado por “policías privados”, durante la Feria Regional del municipio de Vanegas, el agente del Ministerio Público y elementos de la Policía Ministerial han dado “carpetazo” al asunto, pese a ser presentada en su momento una formal denuncia.
Durante dicha feria en Vanegas, un grupo de vigilantes de una empresa de seguridad privada, fueron contratados para resguardar los días de dicho evento, pero de acuerdo a comentarios y quejas de pobladores, estos individuos más que nada se dedicaron a golpear y atracar a los pobladores, de acuerdo a lo que algunos afectados comentaron a nuestro corresponsal, el que por su parte se dio a la tarea de buscar a partes afectadas y se pudo saber que a dos personas del barrio de Santiago fueron agredidas por estos policías privados.
A otro poblador lo golpearon y le quitaron su cartera con dinero, pero estos afectados no pusieron querella por temor a represalias, al ser amenazados por esos vigilantes al indicarles que “ellos estaban bien parados con el M.P., y con los policías ministeriales”.
En entre otras víctimas se encuentra Marcos Molina Rayas, el que fue arteramente agredido y atracado, antes de llegar a su casa y de igual manera lo amenazaron si los denunciaba, “porque le iría peor”.
Este ciudadano no se amedrentó y puso su denuncia contra estos policías, que fueron contratados por la Presidencia Municipal. En el Ministerio Público le indicaron que se harían los trámites correspondientes para que se iniciara las investigaciones por parte de elementos ministeriales.
Sin embargo al paso de las semanas y no ver ningún avance, el afectado decidió investigar por su cuenta; se presentó en la comandancia de la Policía Municipal de Vanegas, donde se entrevistó con el comandante en cargado de la Policía Municipal y comentó que no sabía de dónde eran esos “policías”, pero le proporcionó sus generales, agregando que “esos policías solo a eso habían ido a “ching… gente”.
El afectado ya con nombres y direcciones de los acusados, logró saber que las oficinas de esta policía privada se encuentran en la zona centro de Matehuala y el director o dueño de dicha corporación es un ex elemento de la Policía Municipal de ese municipio.
Con esos datos, Marcos Molina se presentó con el Fiscal del Ministerio Público de Cedral, para facilitarle tales informes, lo cual molestó de sobremanera al servidor público, que en lugar de hacer cumplir la ley, lo regañó y lo sacó de las oficinas, argumentándole “que lo dejara hacer su trabajo, ya que él es el que lleva las investigaciones y que si no le gusta entonces que él hiciera las investigaciones”.
Posteriormente la víctima se enteró que los elementos de la Policía Ministerial recibieron dinero para que hicieran caso omiso de dicha acta levantada y está seguro que también fue comprado el Ministerio Público para darle carpetazo al asunto.
En tanto, la víctima sigue esperando que se haga justicia y públicamente manifiesta que hace responsables a los involucrados, de cualquier cosa que le pueda pasar a él o a su familia.

Dejar una contestacion