CONTINÚA VIGENTE EL LEGADO DE JENNY RIVERA

A siete años del accidente en el que la cantautora estadounidense Jenni rivera perdiera la vida, su nombre y su legado musical continúan, así como también el misterio detrás del incidente aéreo en el que pereció.
Tras la muerte de la intérprete de «Inolvidable», su nombre se ha convertido en una marca que genera y generará dinero, pues a lo largo de siete años han sido lanzados diversos productos en relación a la llamada «Diva de la Banda», entre los que destacan series de televisión, álbumes póstumos y su línea de ropa.
En 2013, la familia de la cantante editó un libro autobiográfico titulado «Inquebrantable», así como la primera parte de un álbum en vivo «1969-Siempre -En Vivo Desde Monterrey, Parte 1», el cual recopila parte del último concierto que ofreció horas antes de su accidente.
Tres álbumes más fueron lanzados entre 2014 y 2016: la segunda parte de su último concierto, el segundo titulado «1 Vida – 3 Historias – Despedida de Culiacán y Paloma negra desde Monterrey, así como una marca de tequila que ostenta su nombre.
En 2017, el ex mánager, Peté Salgado, comercializó un libro con la biografía no autorizada, bajo el título Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí, mismo que se convirtió en una serie de TV, lo que derivó en una demanda por parte de la familia Rivera, que a su vez lanzó Mariposa de Barrio, telenovela basada en autobiografía «Inquebrantable».
Además de los lanzamientos musicales y las series de televisión, el nombre de Jenni Rivera se ha convertido en una marca de ropa que se comercializa mediante un sitio web, pues en vida también se aventuró como diseñadora de moda.
En julio de 2019, fue lanzada la primera canción inédita tras su fallecimiento, el tema titulado «Aparentemente» bien en tres versiones, banda, mariachi y pop, cuyo videoclip oficial fue grabado en el lugar donde fueron encontrados los restos del accidente aéreo que terminó con la vida de Jenni Rivera.
Respecto al accidente en que la cantautora pereció, en diciembre de 2014, el director General de Aeronáutica Civil, Gilberto López Meyer, afirmó que los resultados del accidente aéreo no podían ser concluyentes y que no habían sido capaces de determinar la causa exacta del accidente, con lo que el caso se dio por cerrado.

Dejar una contestacion