CALABOZO…

Por El Condenadito

DISCORDIAS Y “MADERAZOS”.- Y bien mi “comanche”, se la pasamos al costo, resulta que la semana pasada, para ser más exactos el jueves como entre las 11:30 a 12:00 del día, en el mismo edificio de Seguridad Pública, se agarraron a “maderazo limpio” dos “gendarmes estatales; uno del Departamento de Peritos de nombre Oswaldo Isabel y el otro que está en la guardia, quien anteriormente estaba en dicho departamento de Peritos, pero ahora afiliado al sindicato de “La Pancha”, llamado Francisco Javier, mejor conocido acá entre la “banda” como “El Barajas”. Ambos, delante de todos los usuarios que acudieron a realizar sus trámites, se agarraron a “moquetazos”, porque cuenta la “tropa”, que el tal “Barajas” en lugar de ir a “camellar”, mejor se dedica andar de “coyote” y ofrecer sus servicios de sacar alguna licencia de conducir a las personas que no tienen cita o van a realizar cualquier otro trámite. Fue así que el oficial de peritos Oswaldo, cumpliendo con su “jale”, no dejó que el “Barajas” metiera a una persona a realizar cierto trámite, y en “caliente” el “Pancho Barajas” se la hizo de “tox”, gritándole primero que a él no le podían hacer nada porque está protegido por la tristemente célebre del sindicatillo de pacotilla de “La Paca” Resendiz, cuyo sindicato está repleto de “polis” afiliados” que buscan una sindicalización, tal como “La Paca” –dicen, “buenos para el billelle”… NADIE DIJO NADA.- Después del “round” que se aventaron estos señores, hasta el momento no se ha sabido que el “ojo alegre” de Landeros tome cartas en el asunto, pero están seguros que, no lo va a hacer, por la sencilla razón de que al dejar “chambear” a este tipo de elementos como “coyotes”, le deja su buena “lanuca”, la cual le llega constante y sonante a sus bolsillos. El “bisne” está así: El tal “Barajas” hace la función de “coyote”, como varios policías más que se encuentran en la Sección de Peritos, le dan su “lana” a “El Pingüino” de dicha Sección y éste a su vez, le pasa una buena “tajada del pastel” al Director de Operaciones de la Estatal y este se encarga de ir directamente con Landeros a “mocharse”. Es más, la “tropa” misma dice, que si el Director es gustoso de saber sobre la “bronca” mencionada, ahí están los vídeos donde se agarran de la “greña” el tal “Barajas” y el oficial de Peritos. Que no se haga de la “vista gorda”, que lo solicite al departamento de Informática, en caso de que diga que “no sabe a quién solicitarlo”, porque hasta para eso se hace que la “Virgen le habla” con tal de que no le quiten la entrada de tanto “billelle” de las cientos de “tranzas” que ahí se manejan… ¡AH COMO LOS PROTEGEN!.- Pero esa maldita corrupción, que pudre a México, está por “tochos lados”, porque déjenme comentarles que en un chat de exintegrantes de la Policía Federal, pero que ahora son guardias nacionales, circuló un oficio precisamente de la Guardia Nacional con el número GN/S.A/2849/2020 en el que se le informaba al Inspector General de la Guardia, Fernando Ramírez Padilla, Director General de Seguridad en Carreteras e Instituciones de la Base Contel de Iztapalapa, que, “todo el personal de la Guardia Nacional que estaba asignado al Aeropuerto Internacional de Toluca”, con fecha 22 de noviembre de 2020, “cesan sus funciones en ese Aeropuerto y quedarían a disposición hasta que se les asignen nuevas funciones.” Pues bien, se cuenta que la razón del cese fulminante para estos guardias, fue porque el día que arribó a México el “trácalas” del general Salvador Cienfuegos, en vuelo proveniente del vecino país del norte, dos elementos de la GN fueron a tomarle fotos para documentar e informar del hecho a sus superiores (tal como es parte de su “jale”), pero claro está que, eso no les gustó a los militares, que reclamaron “encabritados” por las fotos que le tomaron al general, como si este personaje fuera un “alma de Dios”. Y, por si fuera poco, al día siguiente del incidente, el coronel encargado de la Coordinación del Estado de México dio la instrucción de que “se les aplicara un correctivo disciplinario” (obviamente a estos pobres oficiales). El caso es que el tema llegó a oídos del general Luis Rodríguez Bucio, quien ni tardo ni perezoso pidió el retiro de todos los guardias del Aeropuerto de Toluca. Así las cosas, de estos militares, protegiendo a ese sinvergüenza, como si de lo que se le acusa fuera cualquier cosa. Por eso estamos como estamos. Entre los poderosos se cuidan las espaldas… ENTRE AMIGOS.- “Sol, arena, agua. ¿Qué más podemos pedir?” –¡Dejar de trabajar de albañiles Raúl!… Comentarios y denuncias ciudadanas escribir a condenadito15@hotmail.com o a condenoticias@gmail.com

Dejar una contestacion