CALABOZO…

Por El Condenadito

¿DE QUIEN ES LA CULPA?.- Por ahí circula en redes la denuncia de una persona que reporta a una oficial de Tránsito Municipal de la capital potosina, al relatar que la paró en la calle de Mier y Terán, casi para llegar a Allende, argumentándole que iba a “alta velocidad”, lo cual la supuesta afectada afirma que tal señalamiento era absurdo, porque ella, la tránsito iba en “rila”, cómo la iba a alcanzar a hubiera ido a “alta velocidad. Luego la oficial, no le quiso proporcionar su nombre, pero la víctima pudo verlo en su gafete que portaba, solo para tenerlo como referencia, porque la “azorrillo”, diciéndole que la “infracción” le saldría en 2,300 pesos y admite que por los nervios que le dieron, porque además la amenazó con mandar traer la grúa para que se llevar el vehículo, accedió a darle como “mordida” 600 pesos. Agregó la víctima que de nada sirve el buen trabajo que están realizando los directores policíacos, si por este tipo de oficiales la ciudadanía ya no confía. Dice que al final la agente, le dijo “lo menos que te puedo agarrar son 600, porque mis directores me piden dinero.” Las reacciones en redes no se hicieron esperar y fueron variadas, unas defendiendo a la “tránsito” y otras “balconeándola” más. Aquí el asunto es que de todo mundo es sabido a través de los tiempos que efectivamente directores y mandos medios, siempre le han pedido “cuota” a sus subalternos, obligándolos a que al salir a las calles se “lancen como sabuesos” tirando “mordidas” a diestra y siniestra y si no cumplen, los bajan de las patrullas, los mandan a algún crucero a dar vialidad, como “castigo” o se “alinean”. Apesta, tanta podredumbre dentro de las corporaciones policíacas con tantos jefes “gándules”, urgidos de poder y dinero… POBRE VALLES.- Los siempre amables habitantes de Ciudad Valles, a diario vive con el ¡Jesús en la boca!, al continuar los crímenes, los que están al por mayor, porque así lo reflejan los reportes, sin faltar los otros delitos “cotidianos”, como asaltos a mano armada, tanto a negocios, transeúntes y robos en casas; de plano la inseguridad esta por los suelos y no más el gabinete de seguridad “no pela ni un gato a nalgadas”… OTRA MAS DE TAXISTAS.- El viernes por la noche circulaban los vehículos con normalidad por los carriles centrales de la avenida 20 de Noviembre con dirección hacia el primer cuadro de la ciudad. De pronto todos se fueron frenando bruscamente a la altura del “estormáforos” de la calle Juan Alvarez y ¿por qué creen?, porque de buenas a primeras el “chafirete” del taxi número 2223, se paró en “seco” en plena luz verde. Todas las unidades que iban detrás, además de “amarrarse” para no chocar, lo tuvieron que esquivar y este ruletero, muy “fresco” tras subir su pasaje a media avenida, ahí mismo dio vuelta en “U”, sin importarle provocar un percance. ¡Ojo inspectorcitos de la Secretaría de Comunicaciones!… DE SUEGRAS.- Iban dos tipos hablando un día y le dice uno a otro: “Vieras que ayer iba yo caminando con mi suegra por el parque de Morales. En eso, aparecieron dos pelafustanes y se le fueron encima a ella. La golpeaban como animales. El otro preguntó: “¿Y tu qué hiciste?” –Pos’ me aparté, ¿Qué más iba a hacer? –¿Y por qué no te metiste? –¡Ah, no, ya era un abuso pegarle entre tres!… Que tengan magnífico domingo familiar. Comentarios y denuncias ciudadanas escribir a condenadito15@hotmail.com o condenoticias@gmail.com

Dejar una contestacion