CALABOZO…

Por El Condenadito

¡QUE POCA!.- La noche del miércoles los vecinos del fraccionamiento Vizcaya y los de la propia colonia Morelos, perteneciente a “Chole”, quizás ya muchos de ellos se preparaban para “pegar pestaña” y descansar, cuando se sobresaltaron al escuchar de cinco a seis “plomazos” que provenían de un gran predio que se encuentra entre ambas colonias. Avanzaron los minutos y nada; luego pasó una mujer llorando, y medio mundo se pregunta qué habría ocurrido, ya que los desconcertaba el no ver o escuchar el ulular de las torretas de patrullas acercarse a la zona y eso que a unos cuantos metros se encuentra una comandancia de la Policía Municipal, que sirve para dos cosas: “para nada y para… ir a china a un baile”. Cuentan los vecinos que fue hasta casi después de una larga hora y media que la “ley” se tomó la molestia de hacer “acto de presencia”. Y sí, en ese enorme solar estaba bien “frío” un joven de unos 20 años de edad, el que fue ejecutado y a quien le dejaron una cartulina con narcomensaje de cierto grupo criminal. Pos’ no dicen los flamantes jefes policíacos que su reacción es en “caliente” (hablaron de reacción mínimo de tres minutos), en menos de lo que canta un gallo. Bla-bla-bla. Puro “verbo viejo”… VERDADERO RUFIAN.- El que salió más “caón que bonito” fue el tal “Marro”, de nombre José Antonio Yepez Ortiz, del que se dice es el mayor huachicolero del país, rodeado de nada menos y nada más que de tres parientes del propio alcalde del municipio de Villagran, Guanajuato. A este “Marro”, que de marro no se ve que tenga nada, porque a “leguas” se aprecia que es bien “suelto” para vivir en la opulencia, al asegurarle el lunes pasado una lujosísima residencia, toda una “fortaleza” en Santa Rosa de Lima, con palapas, palmeras costeras, albercas, y hasta dos “tristes” tigres, un adulto y un cachorro, entre otros muchos lujos más. Dicho “Marro”, más bien parece “topo”, porque al estilo del célebre “El Chapo Guzmán”, se mueve entre una impresionante red de túneles para poder “pelarse”, pero al parecer la justicia ya le “pisa los talones”. Y resulta que esa organización criminal es un cártel también estructurado como cualquier otro de los dedicados al trasiego de enervantes, extorsiones y secuestros. Y según está confirmado que son los principales operadores de “ordeñar” el combustible de los ductos de Pemex. O sea que la “ordeñadera” se daba y se sigue dando por todos lados y el pueblo jodido por lo caro y la escasez de la gasolina… CONTAMINACIÓN.- A los que ya traen en la “mira” son a los que “camellan” en las ladrilleras ubicadas en su mayoría al norte de la ciudad capital, al estarlos “vigilando” con operativos autoridades Ambiental Estatal y del Ayuntamiento capitalino, quienes han detectado que estas operan de día y de noche, contaminando gran parte de esa zona norte, para donde se ven a lo lejos las enormes columnas de denso humo. Los vecinos se quejan de las ladrilleras que hay en la colonia Mártires de la Revolución. Pero nos han llegado reportes que no solo en esa colonia, sino que también la contaminación se vive a diario en Piquito de Oro y Santo Tomás. Urge un plan adecuado, porque es con lo que esas personas se han ganado la vida toda su vida, pero también han causado daños ambientales en la población. Aquí les corresponde a las autoridades diseñar un plan en que sigan trabajando de alguna otra forma más sofisticada, sin usar desechos tóxicos, principalmente llantas de vehículos… EL GATO.- Un amigo le dice a otro: “Oye, ¡que mi gato ha matado a tu perro!” –¿Pero cómo va a matar tu gato a mi perro? ¡Si mi perro es un doberman que mide casi dos metros! –¡Ah, ya, ya lo sé!. Pero es que mi gato es el del coche de mi padre… comentarios y denuncias ciudadanas escribir a condenadito15@hotmail.com o a condenoticias@gmail.com

Dejar una contestacion