Autodefensas desarman a policías y toman control en Petatlán

Chilpancingo, Guerrero (La Silla Rota). El conflicto que estalló en Petatlán con un enfrentamiento entre el grupo criminal Guardia Guerrerense y la Policía Ciudadana Comunitaria de la Costa Grande y de la Sierra, asumida por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), ya se extendió: los autodefensas tomaron la seguridad de este municipio de la Costa Grande de Guerrero.

Los autodefensas de la UPOEG lo hicieron ayer por la tarde, después de que bloquearon la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, en protesta, al parecer, porque el Ejército les quitó armas después del enfrentamiento ocurrido el domingo. Aunque de manera pública sus demandas son que el gobierno detenga a los integrantes de Guardia Guerrerense y que los militares y las policías municipales de esta región dejen de cometer abusos.

El domingo por la tarde, en la comunidad de El Camalotito, un pueblo de Petatlán, ocurrió el enfrentamiento entre estos dos grupos, hecho en el que mataron a tres supuestas personas afines a la UPOEG, entre ellos un hombre de nombre Felipe Torres Cruz, habitante de La Morena, un pueblo serrano de la zona.

Inmediato a los hechos, es decir el domingo por la noche, gente de la UPOEG bloqueó la carretera porque el Ejército desarmó y retuvo a algunos integrantes de su autodefensa; el lunes repitieron la protesta.

El bloqueo de ayer ocurría en el contexto de una de una reunión entre miembros de la UPOEG y gente del gobierno del estado como el subsecretario estatal de Gobierno para Asuntos Políticos, José Martín Maldonado del Moral y el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública, Rafael Horacio Perfecto Beltrán Noverola.

Esta reunión, al parecer, no trascendió porque ayer por la tarde los miembros de la UPOEG tomaron las instalaciones de la Dirección Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Petatlán y desarmaron a los policías preventivos. Las instalaciones de la corporación están ubicadas a un costado de la carretera nacional Acapulco-Zihuatanejo.

La versión de los autodefensas es que los policías tienen relación con grupos criminales. Sus argumentos fueron que los equipos de radiocomunicación de la Policía Municipal estaban conectados con el sistema del grupo criminal de la zona, que se entiende es Guardia Guerrerense.

Petatlán es uno de los municipios incluidos en la lista institucional de violencia, justo por la presencia de grupos criminales. Con este hecho, la UPOEG, que se asume como un grupo de autodefensa, también extendió sus tentáculos a otras zonas, es decir, se instaló en la Costa Grande del estado; antes sólo había permanecido en región Centro y Montaña.

El gobierno del estado hasta ahora no ha informado de manera oficial el desarme de los elementos municipales, menos de la condición de la institución o cualquier otro detalle de seguridad. 

Medios de comunicación locales han reportado que el desarme de policías inició a 26 elementos que estaban en turno, y que conformé avanzó la tarde de ayer desarmaron a más.

Dejar una contestacion