Arbitrario actuar de la Marina contra familia asesinada en Nuevo Laredo: CNDH

El pasado 25 de marzo de 2018 elementos de la Marina dispararon ilegalmente y de manera arbitraria desde un helicóptero contra un vehículo en que viajaban una familia en una carretera de Nuevo Laredo, Tamaulipas, causando la muerte de dos niñas y su madre, así como daños al resto de los integrantes del vehículo, a quienes no se brindó atención debida, incurriendo en violaciones a la garantías de los agraviados, de acuerdo con la recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Según la recomendación 4/2019, la aeronave de la Marina despegó de Reynosa para brindar apoyo disuasivo en Nuevo Laredo, donde el personal naval fue atacado, pero al llegar al lugar los agresores se estaban dispersando y ya había terminado el enfrentamiento armado.
Sin embargo, desde el helicóptero atacaron con una ametralladora a una camioneta en la que viajaba una familia, impactándola al menos en 38 ocasiones, por lo que murieron la madre y dos niñas, y quedaron heridos el padre y otro hijo.

Las víctimas sobrevivientes narraron que después de la agresión, cuando el vehículo en el que iban se detuvo por completo en medio de la carretera, observaron que la aeronave se acercó a su automóvil y que de la misma descendió personal uniformado que se habría percatado que las personas que iban en el vehículo eran integrantes de una familia y que algunas resultaron lesionadas, no obstante, se retiró del lugar sin brindarles auxilio, indica la recomendación de la CNDH.

«No obstante, se retiró del lugar sin brindarles auxilio, a pesar de que el Manual del Uso de la Fuerza para las Fuerzas Armadas establece la obligación de procurar o permitir a las personas lesionadas atención médica o su traslado a la instalación sanitaria más cercana».
Para la CNDH, el uso de la fuerza letal no cumplió con las características de legalidad, estricta necesidad y proporcionalidad, por lo que fue un uso arbitrario de la fuerza y contravino diversos principios, manuales y directivas de la Marina.

Además, la Comisión pide a la Marina que la información que publique en comunicados de prensa sea objetiva, veraz y confiable, pues en una primera instancia la corporación trató de deslindarse de los hechos.

La dependencia aceptó la recomendación de la CNDH por los hechos de Nuevo Laredo y ordenó a su personal emplee de manera permanente y sin excepción las cámaras fotográficas, de videograbación y de grabación de audio para documentar los hechos en que intervengan.

Dejar una contestacion